El crecimiento de Internet en los últimos años y el desarrollo de los diferentes mercados que presentan una vinculación directa con los dispositivos que permiten acceder a las nuevas tecnologías, han modificado en forma sustancial la manera de relacionarnos, de trabajar e incluso de cometer crímenes.

El Análisis Forense Informático, es la aplicación de técnicas científicas y analíticas especializadas a la infraestructura tecnológica que permiten identificar, preservar, analizar y presentar datos que sean válidos dentro de un proceso legal.

Con cada uno de estos procedimientos se busca identificar, asegurar, extraer, analizar y presentar pruebas que han sido generadas y guardadas en forma electrónica para que puedan ser incorporadas en un proceso legal (ya sea en el ámbito civil como en el ámbito penal).

¿Qué diferencia la evidencia informática de la evidencia tradicional?

La Evidencia Digital presenta ciertas características propias que la distinguen de cualquier otra evidencia tradicional, a saber:

  • Volátil: se puede perder sino no se recolecta en tiempo y forma
  • Alterable: en relación a su modificación y/o borrado
  • Duplicable: crear diversas copias sin poder reconocer el original
  • Anónima: casos particulares que no se puede determinar el autor
  • Posee datos adicionales no visibles

Todo lo atinente a su recolección, preservación y presentación requiere de una serie de pasos a cumplir, con el objetivo primordial de mantener la integridad, autenticidad, confiablidad y validez legal de la misma.