Una especialista aconsejó por LT9 cómo actuar ante casos de Grooming

La Licenciada Analía Martínez de la ONG Conciencia en Red de la localidad de Vera, explicó por Dame Radio cómo se debe prevenir el acoso cibernético a menores de edad y cómo denunciarlos.

El caso de un ajuste de cuentas de un padre contra el acosador de su hija ocurrido en las últimas horas en Buenos Aires, reabrió el debate del acoso a menores por internet y el de la justicia por mano propia.

La licenciada Analía Martínez, especialista en Informática y coordinadora nacional de la ONG Conciencia en Red, habló en Dame Radio sobre el Grooming, cómo detectarlo y cómo aconsejar a los chicos que son acosados a través de las redes sociales por los adultos. Martínez indicó por LT9 que “nosotros siempre le hacemos saber a los papás y a los chicos que el Grooming siempre se da de un adulto a un menor y con fines sexuales. Nosotros hace dos años empezamos a investigar sobre el tema en Vera y en las primeras charlas surgieron planteos de situaciones de acoso a través de las redes en menores de la ciudad”.

“A partir de ahi formamos la ONG y fuimos por varias ciudades donde tomamos conocimiento de otros casos. Los acosadores habitualmente tienen perfiles falsos, se hacen pasar por adolescentes de la misma edad y lo que hacen es lograr una empatía con la víctima, lo hacen con varias personas hasta que alguna cae. Hay chicos que tienen un vacío existencial y los acosadores se valen de eso para lograr su cometido. Nos encontramos con chicos de 18, 20 años hasta adultos como acosadores. La policía de Chaco que forma parte de la ONG descubrió bandas que se dedicaban a esto y la edad de los depravados varía”, indicó más adelante.

“Siempre le decimos a los padres que creen vínculos de confianza con los chicos, enseñarle a manejarse con la tecnología, así como no los dejamos cruzar la calle solos, lo mismo tenemos que aplicarlos en las redes sociales. A partir de ahí el nene o niña nos va a contar lo que pase, es mejor que sea una mamá o un papá, esa es la primera herramienta. Una vez que se detecta un caso lo que se debe hacer es denunciarlo, tomar las cosas con calma, hacer capturas de pantalla, no borrar las imágenes, ni reportar y capturar las evidencias y no tomar venganza o ajuste de cuentas. Después denunciar en la fiscalía la situación, la PDI toma las denuncias y las investiga. Los chicos dicen que ya no quieren estar en Facebook y Twitter porque lo usan los padres para controlarlos y utilizan Instagram o Snapchat”, finalizó Martínez.

Fuente: LT9

Compartir