Guía Fiscal sobre Bitcoin y Monedas Digitales

Con más de ocho años de historia, y una explosión de popularidad en 2016 y 2017, el Bitcoin se ha convertido en una de las niñas mimadas de los inversores más osados. La criptomoneda dominante del mercado es el nuevo objeto de deseo de inversores grandes y pequeños que no se quieren quedar afuera.

Sin embargo, todavía existen muchos interrogantes sobre el Bitcoin, su futuro y cómo los gobiernos consideran a las criptomonedas a la hora de pagar impuestos.

Si bien, por el momento, en la Legislación Tributaria Argentina no existen normas específicas que regulen los negocios y actos jurídicos que se efectúen con criptomonedas, la interpretación de la legislación vigente nos permite encontrar algunas respuestas.

Esta guía fue confeccionada con la ayuda de un profesional contable, sin embargo, si tenés dudas sobre qué impuestos tenés que pagar consultalo con tu contador de confianza.

Actualmente existe gran variedad de “monedas virtuales” , también llamadas “monedas digitales” o “criptomonedas”, siendo el Bitcoin la precursora y más conocida. Por lo que el análisis se referirá a las “monedas virtuales” en general dado que es válido para todas ellas.

En un trabajo titulado “una aproximación al tratamiento fiscal de las operaciones con Bitcoins” , las autoras María Brandt y Daiana Castro (1), se explayan sobre su definición y en ese sentido comentan que como primera cuestión se debe definir que son las monedas virtuales y refieren que existen numerosos análisis y precedentes sobre el tema, tanto local como internacionalmente, que han arribado a la conclusión de que las monedas virtuales tienen la naturaleza jurídica de bienes inmateriales.

En este sentido también hacen referencia  lo expresado por Santiago Eraso Lomaquiz al concluir que “La mayoría de la doctrina coincide en considerar que las monedas virtuales son, en cuanto a su naturaleza jurídica, bienes. Por lo que esta es la conclusión lógica a la cual arribar en cuanto que las monedas virtuales son representaciones digitales de valor que, como tales, son intangibles”.(2)

Si bien por el momento en la legislación tributaria argentina no existen normas específicas que regulen los negocios y actos jurídicos que se efectúen con monedas virtuales y, siguiendo la línea de análisis de Brandt y Castro, se analizará el posible encuadre tributario y su impacto a la luz de una razonable interpretación de la legislación vigente, aunque es cierto que existen muchas cuestiones que pueden ser objeto de diferente opinión.

(1)Brandt, María I.; Castro, Daiana: “Una Aproximación al tratamiento fiscal de las operaciones con Bitcoins“. ERREPAR  – DTE – 06/2016 T. XXXVII

(2) Eraso Lomaquiz, Santiago E.: “Las monedas virtuales en el Derecho argentino. Los Bitcoin ” – LL – 31/12/2015 – T. 2016-A – pág. 727,Cita Online: AR/DOC/4070/2015. El autor analiza distintas calificaciones jurídicas posibles de los para fundar luego el motivo de su encuadre como “bien inmaterial”.

IMPUESTOS A LAS GANANCIAS

Si tenés bitcoins

La simple tenencia de bitcoins no genera diferencias de cambio, ya sea en el caso de individuos y empresas. Que las criptomonedas no están encuadradas dentro de la categoría “moneda extranjera”.

Si vendés tus bitcoins

Los individuos no tienen que tributar impuesto a las ganancias cuando venden sus bitcoins. En el único caso que tenés que pagar ganancias es si la compraventa de bitcoins es tu actividad habitual.

IMPUESTO A LOS BIENES PERSONALES

Si tenés bitcoins al 31 de diciembre da cada año, deberás incluirlo en tu declaración jurada anual del impuesto.

Uno de los aspectos que más dudas generan las monedas digitales en torno a este impuesto es si son considerados bienes en el país o en el exterior. Para esto podría tenerse en cuenta el domicilio del titular de las monedas virtuales, de manera tal que se las considere situados en el país cuando el contribuyente tuviera domicilio en el país

Otro de los aspectos que genera dudas frente al Bitcoin y el resto de las monedas es si se trata de bienes exentos por ser inmateriales. Sin embargo, el decreto reglamentario aclara que “los derechos de propiedad científica, literaria o artística, los de marcas de fábrica o de comercio y similares, las patentes, dibujos, modelos y diseños reservados y restantes de la propiedad industrial o inmaterial, asi como los derivados de estos y las licencias respectivas”

En síntesis, las monedas virtuales no calificarían dentro de la exención mencionada, por lo que podrían tener el tratamiento previsto para “otros bienes”, en cuyo caso se deberían valuar por su “costo de adquisición o valor a la fecha de ingreso al patrimonio”.

No se considera tampoco aplicable la norma para “títulos públicos y demás valores” la que dispone que estos bienes se tienen que valuar al valor de mercado o cotización en los exchangers al 31 de diciembre de cada año.

IMPUESTO A LA GANANCIA MÍNIMA PRESUNTA

En el caso de las personas jurídicas que posean monedas digitales, deberían computarlas para la determinación del impuesto a la ganancia mínima presunta (IGMP).

Tal como se mencionó anteriormente, en principio, no podrían encuadrar en la categoría de bienes inmateriales (llaves, marcas, patentes, derechos de concesión y otros activos similares)”.

Lo más adecuado sería darles un tratamiento similar a los “demás bienes ” que se valúan por su costo de adquisición, construcción o valor a la fecha de ingreso al patrimonio.

No resultaría tampoco aplicable la norma para “títulos públicos y demás valores” la que dispone que estos bienes se tienen que valuar al valor de mercado o cotización en los exchangers al 31 de diciembre de cada año.

IMPUESTO AL VALOR AGREGADO (IVA)

En la medida que se los ha definido precedentemente como bienes intangibles, su enajenación no estaría alcanzada por el IVA (4).

En el caso de la ley de IVA, su decreto reglamentario dispone que las cesiones del uso o goce de derechos no están alcanzadas por el impuesto “salvo que implique un servicio financiero o concesión de explotación industrial o comercial” (5). Está claro que ninguna de las dos opciones encuadran en el caso de una operación con monedas virtuales. Quien entrega monedas virtuales a cambio de moneda de curso legal o en pago de bienes o servicios no está prestando un servicio financiero, sino intercambiando un bien intangible por moneda de curso legal; por otro bien material o por la prestación de un servicio.

Teniendo en cuenta lo mencionado, la transferencia a título oneroso de monedas virtuales (compraventa, permuta, dación en pago) no estaría sujeta al IVA.

Distinto es el caso de la comisión que percibe un exchanger por el servicio de intermediación entre compradores y vendedores de monedas virtuales, la cual sí estaría alcanzada por el IVA.

Las ventas de bienes muebles o las prestaciones de servicios cuyo pago se cancele con monedas virtuales, estarán gravados con IVA en relación a la venta del bien mueble o la prestación del servicio y no en relación con la entrega de las monedas virtuales.

(4) Ley de IVA art. 3, ap. 21, último párrafo: “Cuando se trata de locaciones o prestaciones gravadas, quedan comprendidos los servicios conexos o relacionados con ellos y las transferencias o cesiones del uso o goce de derechos de la propiedad intelectual, industrial o comercial, con exclusión de los derechos de autor de escritores y músicos.”

(5) Art. 8 DR Ley de IVA: (…) “No se encuentran comprendidas en lo dispuesto en el párrafo anterior, las transferencias o cesiones del uso o goce de derechos, excepto cuando las mismas impliquen un servicio financiero o una concesión de explotación industrial o comercial, circunstancias que también determinarán la aplicación del impuesto sobre las prestaciones que las originan cuando estas últimas constituyan obligaciones de no hacer”.

A partir de este informe podemos definir que trámites y declaraciones tenemos que efectuar para cumplir con el pago de impuestos respecto de las monedas digitales. Podemos decir que:

  • Si sos un individuo, tu tenencia y ganancias de Bitcoin no están alcanzadas por la ley del Impuesto a las Ganancias. Sin embargo, la nueva reforma impositiva podría modificar esta situación.
  • Deberás incluir tus tenencias de monedas digitales al 31 de diciembre de cada año en tu declaración jurada de bienes personales teniendo en cuenta el costo de adquisiciónde las monedas.
  • Ninguna operación de compraventa de monedas digitales está alcanzada por el IVA, excepto la comisión de quienes se dediquen a la compraventa.

NOTA: Este informe fue elaborado por un contador, pero no pretender ser un consejo fiscal o de inversión. Este material es meramente educativo. Consulte a su contador de confianza para aclarar sus dudas fiscales.

Fuente: ichimokufibonacci.com

Compartir